28 Ago

FCC.

Esta legislatura en El Puerto va a ser de las más movidas que se recuerden en los últimos tiempos. Y no por algo bueno, sino por algo de lo que ya hemos hablado en más de una ocasión en esta página: nuestros políticos no hablan o deciden en base al bien de los ciudadanos, no les interesa el progreso de la ciudad, están enfocados única y exclusivamente en los focos, en los titulares, en ser carne de meme.
Cada uno de los asuntos que van saltando a la primera página de actualidad es motivo de agrios cruces de declaraciones entre representantes políticos y todos tienen dos puntos en común: buscan menospreciar al partido político contrario y la verdad se esconde entre todo ese cruce, esquiva a la mirada del ciudadano crítico. Pero no importa, ellos hablan para convencidos y para que se compartan sus memes en redes sociales, para mofa y escarnio público del imaginario público.

Trabajadores de FCC en El Puerto
Trabajadores de nuestra contrata de basuras.

El caso que nos ocupa hoy es el de la contratación (o más bien conversión de contrato de eventual a fijo) de un trabajador de la contrata municipal supuestamente vinculado al PP, partido que como saben , gobierna en nuestra ciudad. Pueden leer, si les interesa, los artículos que se arrojan entre ellos IU por boca de José Luis Bueno, el PP por boca del concejar Sr. Alegre, o las opiniones de Daniel Bastida e Ignacio Colón, mucho más interesantes que la mía. Pero eso sí, no busquen la verdad, porque no la van a encontrar ahí. Quizá, entre todos los artículos, la mesa de portavoces, el juzgado y un poco de ayuda divina, algún día conozcamos la realidad, pero hasta entonces, tenemos que conformarnos con creer que la verdad está agazapada entre todo el ruido que nos llega.

Pero permítanme que hoy les hable del artículo de Beltrán Roca, al que no tengo el gusto de conocer. No deja de ser sintomático que la primera mitad del artículo transcurra entre ataques al Partido Popular, a su concejal Millán Alegre y acusando de (supuestamente) nepotismo a su partido. Saca trapos sucios de otras legislaturas, para dejar claro una cosa: El PP es el enemigo a batir. Porque -y aquí llega la segunda mitad del artículo- lo que hoy tocaba era justificar que en una empresa privada, pero pagada con dinero público, la elección de los trabajadores a contratar está repartida al 50% entre la propia empresa y el comité de empresa. Beltrán establece que dicho privilegio es equivalente a que los familiares de Renfe viajen gratis o los trabajadores de las bodegas compren con descuento. Estimado Beltrán: en un caso están rebajando/bonificando servicios y productos producidos por la empresa, con cargo a los resultados de la misma. En el caso de FCC están estableciendo un método obsoleto e injusto de contratación en el que prima ser familiar/amigo de los miembros del comité y la plantilla: Porque, y te pregunto directamente, ¿estamos a favor o en contra del nepotismo? ¿O solo estamos a favor del nepotismo de los nuestros. ¿El PP sí incurre en nepotismo pero el comité de empresa no? ¿El nepotismo cuando te afecta a ti es bueno, pero para los estibadores de Algeciras, o para la UCA, es negativo? ¿Cuando un político pone un familiar o un amigo a dedo como asesor podemos quejarnos, pero cuando lo hace el comité de empresa es un derecho adquirido?
Te recuerdo, Beltrán, -permíteme que te tutee- que estamos pagando a FCC con dinero público, y que una contratación en base al nepotismo del comité de empresa, ese derecho por el que abogas, tiene un coste infinitamente superior, económico y social, al de una botella de vino a mitad de precio o el de un viaje gratuito en tren.

A %d blogueros les gusta esto:

Si continuas utilizando este sitio, significa que aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar