30 Ene

Sobre taxis y manolos.

Está circulando por las redes sociales un mensaje firmado por «Manolo, el del bar Manolo de la esquina» en el que intentan equiparar las situaciones de los taxistas con la de los comercios locales. Me ha llamado tanto la atención que no he podido dejar de comentarlo. Para ponernos en situación, este es el famoso escrito de «Manolo».

Manolo se queja amargamente… y no da ni una.

Y sinceramente, creo que es un escrito plagado de errores intencionados, catastrofista y con un marcado mensaje anti capitalista y anti globalización. Analicemos un poco el mensaje para analizarlo:

Su primera queja es que ha tenido que empeñarse de por vida. Pues señor mío, cuando uno abre un negocio, lo primero que tiene que hacer es un estudio de mercado, revisar el retorno de la inversión, su capacidad de amortizar lo invertido, en definitiva.

Después se queja de la presencia de un Starbucks en su misma calle que hace que se le vaya la clientela. Seamos sinceros, si usted tiene un bar al que le hace daño una empresa que cobra el café a 10 veces su precio, que los sirve con helado, que está plagado de bollería industrial… es que usted no sabe nada de bares ni de España, así en general. Por cierto, Starbucks no se implanta en cualquier esquina, porque ellos sí que hacen su estudio de mercado. Es decir que su bar tiene que tener un local en una zona, al menos, privilegiada en cuanto al tránsito de personas. Si solo es capaz de atraer a clientes que se le van muriendo, debería analizar qué está haciendo mal. Porque le adelanto que lo está haciendo realmente mal.

No quiero extenderme mucho, pero hay que ser muy torpe para creer que una carpintería ha cerrado por culpa de Ikea, o que un Carrefour ha provocado el cierre de un colmado. Porque no son empresas que compitan en el mismo segmento.

En la penúltima frase habla de lo insolidario que son los taxistas por no manifestarse cuando le tocó cerrar, supongo que para justificar que él no apoya al gremio taxista en sus actuaciones. Pues señor Manolo, sepa usted que los taxistas disfrutan de un monopolio, sí, monopolio en forma de barrera de entrada para cualquier persona que quiera realizar transporte de pasajeros. Es decir, que existen muchas razones por las que no estar de acuerdo con los taxistas, pero que no le ayuden a usted a levantar un negocio en el que no ha sabido invertir ni reaccionar ante la competencia, no es una de ellas.

Por última, una pregunta a todos los Manolos del mundo: ¿A qué proveedores le compra usted la materia prima/material que necesita? ¿Tira usted de comercio justo, de proveedores locales, de personas en riesgo de exclusión? ¿O va a surtirse donde los precios son mejores? ¿Usted no compra en Ikea, ni en Carrefour, ni en Mercadona? ¿O es que el libre mercado solo es malo cuando me toca sufrir la competencia a mí?

A %d blogueros les gusta esto:

Si continuas utilizando este sitio, significa que aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar