08 Ene

Gusanitos como síntoma de la política local.

Si los portuenses que nos leen tienen Facebook, casi seguro que han podido ver una publicación que se volvió inmediatamente viral. Sí, se trata de una fotografía de un paquete de gusanitos caducados en 2017 y supuestamente recogidos en la cabalgata de Reyes de El Puerto de Santa María del 5 de enero del año 2019.

Esta es la famosa fotografía que se ha compartido hasta la saciedad en redes sociales. Una fotografía en la que no se aprecia dónde se ha tomado, ni hay ningún dato adicional, más allá de la palabra de la persona que lo comparte. Yo estuve en la cabalgata, y ese paquete de gusanitos no tiene el formato de los que pude recoger, ver, o incluso de los que otros usuarios han ido compartiendo. Así que rápidamente pensé que era un bulo.

Y esto, que podría haber quedado como una anécdota de una cabalgata, ha originado, sin embargo, un encendido debate en grupos locales, entre los que aprovechan una foto de un paquete de chucherías para atacar con inquina al gobierno local, intentando que creamos que son unos comeniños incompetentes y sin sentimientos, por un lado, y los que defienden al gobierno a sangre y fuego, con la excusa de que es «solo un paquete que se les ha podido pasar». La publicación en el grupo de El Puerto ya tiene más de 300 comentarios, a los que habría que añadir todos los que se han generado en las sucesivas veces que se ha ido compartiendo la famosa fotografía. Y entre ellos, ni un atisbo de investigación, pocos comentarios diciendo lo evidente, que es una fotografía que puede ser cierta o no, nadie ha cuestionado la veracidad de lo que ve o lee. Solo es una oportunidad de crítica, para unos, y algo que hay que defender para otros, sin el menor rastro de razonamiento.

Y es que nuestros políticos, a todos niveles, están sembrando este tipo de comportamientos. Germán Beardo, Antonio Jesús Ruiz a la cabeza de las críticas a todo y todos, con Silvia Gómez -¿cuándo conoceremos al candidato de Ciudadanos, por cierto?- criticando cuando le ponen el altavoz. No hay propuestas, no hay razonamientos, no hay cifras, no hay investigación. Solo rabia ciega y crítica feroz. Y por eso, esta foto, de una bolsa de gusanitos, es una perfecta metáfora de nuestra ciudad.

Una metáfora triste y lamentable, pero cercana a la realidad.

A %d blogueros les gusta esto:

Si continuas utilizando este sitio, significa que aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar